martes, 31 de marzo de 2015

Primavera del 80 (parte 2)

Enlace parte 1





De mi adolescencia tengo más recuerdos. Pero más o menos todo seguía igual: mis padres discutiendo, mi fría habitación, mi hermana siempre llena de alegría y mi muñeca.. 
En el instituto conocí a gente nueva y a mi primer novio. Se llamaba Santi. Era el guapo de la clase y estaba conmigo, así que había chicas que se acercaban a mí por interés y otras que sentían envidia, pero a mí no me importaba porque eso me hacía sentir un poco de atención, ya que en casa no la recibía. Con el tiempo me di cuenta de que , realmente, ese tipo de atención no me gustaba, pero en mi cabeza seguía ese "chip" bloqueando ciertos aspectos en mi vida. 
La verdad es que viendo fotos ahora, me doy cuenta de lo diferentes que éramos físicamente: yo era (y soy) rubia, de ojos claros, bajita y muy delgada, en cambio Santi era muy moreno, ojos oscuros y bastante alto, parecíamos Epi y Blas jeje.
Estuve de novia con él unos 6 meses , pero él me dejo al poco tiempo de conocer a mi familia. La verdad es que tardé tiempo en saber que ocurría, porque también me acuerdo de que alguna amiga de mi colegio se alejaba después de conocer a mi familia, y por eso nunca llevaba amigas a casa.
Cuando tenía 18 años, me fui a vivir a Madrid en un piso compartido. Estudiaba y trabajaba. No tenía un gran sueldo, era camarera en una hamburguesería, pero podía compaginarlo con mis estudios y me llegaba para vivir.
En mi trabajo conocí al que fue mi segunda pareja, Jose. Yo tenía 20 años y el 30, y sí ,lo se, era un poco más mayor que yo, pero nos entendíamos muy bien. Nos hicimos muy buenos amigos desde el primer día que empecé a trabajar y, al final, surgió el amor.
Después de una año de relación, el me presentó a su familia, lo que conllevó a que quisiera conocer a la mía. A Cami ya la conocía, pero a mis padres me daba miedo, más que nada a mi madre, aunque Jose sabía ya de los problemas que había tenido, siempre me escuchaba y me ayudaba. Pero él insistió y yo acepté. 
El día que Jose conoció a mis padres, le note muy raro después de que mi madre le pidiera ayuda en la cocina. Cuando nos fuimos de casa de mis padres, Jose me llevaba a casa en su coche. Le noté serio, le pregunté que pasaba y me quedé muy sorprendida cuando me contó que mi madre le dijo que yo tenía problemas psicológicos, que estaba en un tratamiento, que no era normal, etc , vamos que estaba loca. Le dio un papel dónde le escribió historias inventadas de cosas que se supone que yo había hecho. Ahí me di cuenta de porque Santi y mis amigas se habían alejado. 
Por suerte Jose se dio cuenta de que a mí no me ocurría nada, sino que era mi madre la que tenía un problema.
Al cabo de unos días fui a hablar con mi madre, quería saber porque me odiaba así y ayudarla. Pero ella sólo me gritaba que no merecía ser feliz , que me fuera, que desde que me había ido de casa ella era feliz. Cami estaba en ese momento en su cuarto, y salio a calmar la situación. Yo decidí irme para no alterar más todo. 
Cami me llamó esa noche contándome que le había contado todo a nuestro padre y , que de nuevo, discutieron. Creo que no recuerdo ningún día dónde mis padres no se estuvieran gritando, excepto delante de la gente para aparentar que todo era perfecto.
Jose me ayudó mucho, me escuchaba y consolaba, pero en esos ratos de consuelo notábamos que nuestra relación no era la misma, nos sentíamos como los dos buenos amigos que éramos, y decidimos dejarlo. Pero en la actualidad tengo la suerte de seguir contando con su amistad.

Continuará...

-Anita Nsf-

4 comentarios:

  1. Que madre más bruja! Ja ja, aunque algún motivo tendrá para tener todo ese rencor...¿o no? Imagino que nos lo irás desvelando poco a poco. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. en a cuarta parte ya puedes sacar alguna conclusión

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita :)